Braliem Jousc, el verde. 15 años de periodismo cultural en Guatemala. Es el responsable de la agenda cultural diaria más completa del país, con recordatorios constantes de arte, cultura y ocio.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


miércoles, 6 de agosto de 2008

Eire.fm


Mi despertador tiene la modalidad para regresarme cada mañana ( a las 7 a.m.) a la cruel realidad de dos maneras: con el estruendoso sonido de una sirena que anuncia que se ha activado el mecanismo de autodestrucción de una planta nuclear, y con la delicadeza de la canción que esté sonando en mi estación favorita, la 102.1 FM. Desde luego siempre escojo la segunda opción.
No puedo vivir sin música. Empiezo los días con ella y lo último que escucho antes de quedar dormido es un par de rolas, ¡las que sean! Y a huevos, durante el día los audífonos son una extensión de mis orejas. Cuando salgo de casa suelo acompañarme de mi mp3 o de los soundtracks que tengo en el celular (no tengo Ipod, así que ya saben qué pueden darme el próximo 10 de noviembre).
Al llegar a la office lo primero que hago después de encender la compu es abrir mi página irlandesa de radios en línea. Desde que descubrí este sitio, un par de años atrás, encontré la manera perfecta para aislarme.
En eire.fm hay 45 estaciones diferentes, en las cuales encuentro noticias, deportes, y una amplia gama de emisoras de pop, música folclórica, rock, frecuencias del recuerdo y electrónica. Qué más puedo pedir, con esa página me siento feliz.
Pero eso cambió. En todo el día no pude ingresar a lo más valioso que musicalmente tengo en la red, a lo único que me permite concentrarme en el chance sin tener que enterarme de todo el ruido que hay fuera de la puerta de mi congestionado escritorio.
Estoy de luto, me temo que soy víctima de una nueva jugada de la mara del servicio técnico. Primero bloquearon el messenger, luego el acceso a los blogs y ahora el ingreso a mi tan preciada página. Que ironía y estupidez, vedando accesos de internet en un medio de comunicación.
Espero que todo se trate de desperfectos del servidor del trabajo, o de algún clavo técnico de eire.fm (se pronuncia éra, con un ligero esfuerzo en la vocal e, y ese es el nombre de Irlanda, en irlandés).
El cielo está gris y yo también. Estoy por salir del chance, ya tengo listo el playlist de lo que oiré camino a casa. Y lo primero que haré al llegar será irme directo a la compu para verificar dónde está la falla. Ojalá que sea algo temporal.

2 comentarios:

Wendy García Ortiz dijo...

Yo también tuve que acostumbrarme a trabajar sin música, como si me hubieran arrancado esas extensiones de las que hablás. Qué dolor!
Te comprendo y te acompaño en la agonía!

el VERDE !!! dijo...

Amiga!!! sí, pasé muy mal un par de días pero ya la página funciona a la perfección.... YEAH !!!