Braliem Jousc, el verde. 15 años de periodismo cultural en Guatemala. Es el responsable de la agenda cultural diaria más completa del país, con recordatorios constantes de arte, cultura y ocio.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


lunes, 1 de septiembre de 2008

Mad scientist



Dos correos electrónicos

Risas. Diversas palabras en diversos idiomas. Gracias al alcohol, el ambiente es mejor de lo usual. En la barra, una partida de damas chinas cobra interés.

El cruce de miradas entre los oponentes empieza a develar más que estrategias de juego. Ya para la tercera partida, el simple triunfo del tablero deja de ser la esencia del juego. Perdedor y ganador tienen ya en mente juegos más divertidos en los cuales participar.

Una noche de baile, una caminata nocturna, dos citas, cuatro charlas, varias cervezas y exóticas bebidas, y tras la charla final, todo se redujo a cuatro paredes y una habitación de hotel.

¿Importó el extenso pasado? No. El silencio del tiempo fue el mejor aliado para que dos extraños, con idioma distinto, buscaran una lengua común y hablaran el lenguaje alcoholizado de la intimidad. Bastaron las referencias vagas, los nombres de pila y la atracción. Las cuerdas vocales se limitaron a gemidos de placer y fue el erotismo de dos cuerpos ansiosos el que se expresó por más de dos horas.

Media noche, la última caminata juntos. Bajo la luz de la luna, dos extraños fueron por unos instantes un solo ser creado por la reciprocidad del poder de dos almas solitarias.

Es el fin del recorrido. Un efusivo adiós. Un apasionado beso frente a la atónita mirada de extraños que contemplan a dos amantes fugaces decirse: adiós, me gustó mucho conocerte... espero verte de nuevo alguna vez.


Braliem Jousc
Antigua, 2001

No hay comentarios: