Braliem Jousc, el verde. 15 años de periodismo cultural en Guatemala. Es el responsable de la agenda cultural diaria más completa del país, con recordatorios constantes de arte, cultura y ocio.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


lunes, 26 de enero de 2009

ProlRefumeV (3)

Sí, esto ya lo posteé pero dije que respetaría el orden cronológico de mi archivo.


CALIZ


¡Qué se aleje de mí!
Que se vaya y se lleve el dolor y la sangre de mis heridas,
de lo que fui y de lo que perdí.

¿Acaso no ves cómo el rechazo
y la humillación me han golpeado?
Ya no puedo más, estoy moribundo y te culpo por ello.
Te culpo por tu falso amor;
por tu hipocresía te condeno
y por tu tibieza te vomito.

Estoy herido en el alma,
siento cómo la oscuridad y las tinieblas
cada vez me envuelven más y más; incluso sus sábanas me deleitan
hasta saciarme en la perdición.

He olvidado el gozo, la dicha y el canto.
No soy ya el mismo, estoy frío;
vivo en el témpano de la derrota
y en la Antártida de la soledad.

Ya no tengo amigos, todos me traicionaron.
Dime, ¿en quién podré ahora confiar,
dónde hallaré consuelo y descanso para mi alma?

Estoy perdido, no sé qué camino tomar,
hasta la esperanza y la vida quieren abandonarme.
La muerte y el silencio me llaman...
...quizá me seduzcan y en su murmullo,
después de beber este trago tan amargo
pueda por fin mi alma hallar la paz.

Braliem Jousc

Vos Verde, ¿Qué putas quiere decir ProlRefumeV ?

4 comentarios:

Abril dijo...

Fijate que me dejaste con la boca abierta me recordaste del dia que me mandaron a la... chingada y me quede sin nada, sin novio, sin cuates, ni nada. :(

el VERDE !!! dijo...

Abril, pues a mí me pasó algo igual... digamos que fui excomulgado de una comunidad.

Estas palabras las escupí con bilis, no saliva. Me sentí como Hiroshima después del bombazo.

el Kontra dijo...

Lo importante es darse cuenta que eso fue ayer y hay que vivir el hoy y hacerle ganas al mañana. Saludos mano!

Nancy dijo...

Tiene razón el Kontra. Mejor hay que aprender de lo que nos pasó, aunque a veces cueste verle el lado bueno