Braliem Jousc, el verde. 15 años de periodismo cultural en Guatemala. Es el responsable de la agenda cultural diaria más completa del país, con recordatorios constantes de arte, cultura y ocio.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


miércoles, 4 de febrero de 2009

Qué diíta el de ayer...



Martes 03 de febrero.
A un día del famoso terremoto del 76 (soy un año más joven, jeje) despierto antes que el sol, para tomar a la carrera una ducha.

Percibo el alba entre abrazos y palabras de aliento a mi padre, viendo cómo lo llevan al quirófono. Es una mañana gris y un tanto fría (símbolos de la compañía de mi Diosa y de los elementos de la Naturaleza que siempre me benciden: agua y aire).

Apenas cruzo unas palabras con mi papá. La pastilla que le dieron minutos antes hace su efecto y empiezo a oirlo como seguramente mis cuates me oyen siempre, entre sonámbulo y a verga.

Me permiten estar a su lado hasta que el equipo de operación lo recibe, justo en las puerstas del quirófano. Son las 7 a.m.

7, 8, 9, 10, 11, 12, 1 p.m.... La espera, fue eterna. A las 2 p.m. termina la operación. Después de extraer el corazón de mi padre y de insertarle venas de otras partes de su cuerpo, lo devuelven a su sitio. "todo bien" resume el médico, "ahora estará en observación en la sala de intensivo".

Mi progenitor seguía sedado, durmiendo. Conocer su estado me animó para hacer una llamada: "Primo D. cómo tenés tu agenda esta tarde. Tengo una muela que no me dejó dormir anoche". "Venite a las 3 y vemos qué onda", respondió.

Pero ni el cerote ese de 24 tuvo tanta agitación en menos de una hora. Desde que corté la llamada me despedí de la familia, agradecí a los médicos, di palabras de apoyo a los pacientes con quienes compartí la sala de espera, caminé hasta dar con un taxi, le di jalón a una prima, llegué a casa, medio mastiqué algo, y salí a pie, rumbo a la clínica dental.

2:50 p.m. Tardé más en salir del consultorio que lo que me demoró llegar a él. A las 4:30 p.m. ya estaba de vuelta en casa, con los antiinflamatorios recetados por cualquier cruel realidad posterior a la anestecia. Espero en realidad no necesitarlos, entre el domingo en la noche y el martes creo que tomé más de 30 calmantes.

Ah!!! Qué díita el que tuve ayer. Son casi las 5 p.m. Escribo esto, agotado. Desvelado porque la puta muela no me dejó pegar un ojo, y con el desgaste de la espectativa de la operación de mi tata ni pestañeé en el hospital. Además, ando con dolor de "patas" porque si me sentaba me dolía la mitad de la cara (maldita muela). Tengo hambre porque no desayuné y apenas almorcé, y la verdad, dudo que cene como la Diosa manda.

En fin, fue un día memorable.

*-*-*-Muchas gracias a tod@s por sus comentarios, mensajitos, llamadas y oraciones. Un enorme abrazo, lleno de todas las vibras positivas del Universo.

8 comentarios:

Nancy dijo...

Hola Verde. Espero que tu papá esté muy bien y se reponga pronto.
También espero que tu muelita no te de más tormento.
Apapachos sanadores

.:: DemonStar ::. dijo...

Que bueno que tu papá ya esta mejor. Espero que se mejore pronto. Por lo de tu muela no te ahueves, que eso dura un par de días nada más.
Felicidades por el blog. Saludos

Abril dijo...

Verde:
Si, tuviste un dia agitado... pero con buenos resultados!!!! rebien por lo de tu papi, que bueno que todo salio bien.


Me despido...... cuidate mucho te dejo un mega abrazo y gracias por todo.

Eddy dijo...

Que tu papá no tarde en recuperarse. Saludos.

Skunk LR dijo...

muela+corazon=papá mejorando...(ahora)me alegra (mas)escuchar una buena noticia!!!

el Kontra dijo...

Green master, me alegro mucho que todo este biene igual te mando mucha buena vibra. Un día memorable sin duda.

Alexxx dijo...

Animo Verde, que bueno que todo salio bien

Luis FIGUEROA dijo...

Wow!! Va un abrazo!!