Braliem Jousc, el verde. 15 años de periodismo cultural en Guatemala. Es el responsable de la agenda cultural diaria más completa del país, con recordatorios constantes de arte, cultura y ocio.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


lunes, 6 de abril de 2009

ProlRefumeV (XIV)

Hoy

Hoy, no tengo nada que escribir.
La nostalgia parece no querer volar por los parajes de mi imaginación.
Las selvas de mi mente no desean ser exploradas.
Mis recuerdos se niegan a gritar su presencia,
las aves, no dominan más el vasto cielo de mis sueños.

Las letras rechazan danzar sobre el escenario.
Brilla el papel desnudo,
ansioso por sudar,
por vivir el orgasmo que sólo la tinta sabe darle.

Pienso en los senderos inexplorados
en los mundos no descubiertos,
en mil historias jamás contadas:
relatos atrapados en el infierno del anonimato
y personajes abandonados,
condenados al suplicio por herejía
y sentenciados por el fuego inquisidor.

Extasis.
Mi pluma recorriendo el papel,
la diabólica sensación de la tinta creadora y liberadora.
El deleite, el derroche; el papel manchado.
El fin de la guerra y el inicio de un amor:
escándalo y vergüenza de la luz,
elogio y orgullo de las tinieblas.

Hacer el amor. Escribir.
Perder el deseo, amar el vacío.
Usurpar el lugar a Dios.
Robarle a la nada todo
y buscar nuevas existencias libres,
porque hoy, no tengo sobre qué escribir.

No hay comentarios: