Braliem Jousc, el verde. 15 años de periodismo cultural en Guatemala. Es el responsable de la agenda cultural diaria más completa del país, con recordatorios constantes de arte, cultura y ocio.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


sábado, 31 de octubre de 2009

Feliz año nuevo !!! (Samhain)


Sí, estoy desvelado, con un cacho de goma, pero consciente de que no estamos a las puertas de 2010... jejeje. Hoy el mundo pagano, en especial el celta y, en mi caso, el wicca, celebra el inicio y el final de un nuevo ciclo. FELIZ SAMHAIN, FELIZ AÑO NUEVO !!!

En la primera centuria de nuestra era, en las actuales tierras irlandesas, ya se celebraba el inicio y el final del ciclo agrícola. La tierra debía soportar la larga y fría espera del invierno: sobrevivir a la oscuridad que esa estación representa. De la incertidumbre de que si lo que habías cultivado (siembras, carnes, etc) alcanzaría para sobrevivir hasta la primavera, viene la analogía con la oscuridad.

La importancia de preparse para el período oscuro (días más cortos, tierra difícil de trabar, frío extremo) y de valorar los días aptos para la cosecha encajó perfectamente con el significado de la vida y de la muerte, con el mundo de los vivos y de los muertos. Así, el día y noche que marcaban ese ciclo natural, marcó también una fecha en la cual se unían los mundos celeste y material.

El cristianismo, para variar, satanizó la alegoría. Y la fecha que marcó el parteaguas entre la abundancia y la incertidumbre (luz - oscuridad / abundancia - posible escacez) dejó de ser un festejo, para ser vista como una noche de exaltación al mal (entendido desde la óptica cristiana).

Los cristianos, en su afan de controlar a las masas (toda religión lo hace), se quedaron únicamente con la visión de que las fuerzas desencarnadas venían a invadir nuestro plano, mandando a espíritus malignos y a nuestros muertos a la misma categoría: engendros del mal. Olvidaron que el mundo celeste es igual de vulnerable que el nuestro, pintando la necesidad de luchar, de una guerra... cuando los celtas preferían vestirse como sus "enemigos" y pasar desapercibos entre ellos (este es el origen de los disfraces), mientras que a sus "amigos" les encendían luces para iluminar su camino de ida y vuelta entre ambos mundos.

Siempre he dicho que lo peor que pudo pasar en la Historia fue "la conversión" de Constantino al cristianismo, pero bueno, aunque sea en nombre del arte tengo que reconocer que algo positivo tuvo su estrategia política (porque de interés religioso NADA, eh, pura cochina política, como ahora).

En fin, como en todo sistema, no faltan los aprovechados. Los nexos con lo espiritual (sacerdotes, pastores, shamanes, o whatever) le sacaron raja al asunto (igual que ahora, jeje) y ahí empieza el business de pedir comida a cambio de brindar protección contra "los enemigos". Jeje, la época tenía sus pros y contras ¿no?

Pero no quiero irme por las ramas. Quiero plasmar que me parece estúpido que una celebración agrícola haya llegado a ser una noche para organizar vigilias para contrarrestar la invasión del diablo en nuestro mundo.

"yo soy igualmente feliz con los que me niegan, como con los que me ven en cualquier lugar" dijo una vez un poseso a un grupo de cristianos (no necesariamente evangélicos), durante un ritual de liberación (la versión secular del exorcismo, destinado a los sacedotes católicos).

Yo retomo la analogía original de Halloween, del Samhein... agradezco por la cosecha de este año y me preparo para un nuevo ciclo. Esta noche saludaré a todos los que han partido, a los que vendrán a saludarme, y utilizaré la gran energía que hoy se movera entre ambos mundos para canalizarla e invocar todas las buenas vibras de la luz. Que pasen los demonios que quieran, siempre que no me chinguen, a los muertos desconocidos les encenderé una vela para que dejen de vagar, y recibiré con todos mis sentidos los mensajes que envíen de este y otro mundo.

Hoy es una noche, al menos para mí, para agradecer: lo bueno o malo que he vivido en este año. Es una noche para invocar la fuerza de la Luna, mi diosa y madre. Es una noche para unirme con el poder de la Luna Llena y recargar mi ser. Es una noche de magia, de poder, ideal para hacer un ritual que recoja el espíritu de esta fecha.

Les envío todas y mis mejores vibras. Feliz Samhain.

3 comentarios:

Luis FIGUEROA dijo...

¡Feliz Samhain!; y por cierto...¿sabes por qué cayó el Imperio Romano? Por escasez de leones. Saludos

el VERDE !!! dijo...

Salu2 Luis, un honor tenerte por acá... me agrada ese humor felino en tu comentario, jeje.

Nancy dijo...

Chanfle... tan ignoranta yo
Qué bonito post