Braliem Jousc, el verde. 15 años de periodismo cultural en Guatemala. Es el responsable de la agenda cultural diaria más completa del país, con recordatorios constantes de arte, cultura y ocio.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


lunes, 1 de agosto de 2011

El nuevo estrago de Guatguy

Afiche promocional de El Estrago

Supe de Guatguy hace cuatro años aproximadamente. En medio de la labor creativa que realizaba para un estudio de animación, en su mente surgían también inquietudes escénicas: proyectos para cine y teatro. Nuevos estudios lo llevaron una temporada fuera de Guate y reapareció en mayo pasado, con la obra La Madriguera, en la cual, además de producir, actúo. En ese momento dijo que esa sería la primera de 4 obras que pensaba montar en 2011.

La Madriguera reunió en escena a María Teresa Martínez y Gretchen Barneond (madre e hija) y a Andrea Castillo y Benjamín Chang.

Gretchen interpretó el papel de una madre que aún afronta la muerte de su pequeño hijo. Guatguy (Luis Fernando Midence) a un padre que además de la pérdida de hijo lidia con una esposa que no asimila el luto y con la sombra del piloto que atropelló al pequeño (un estudiante con aires de escritor deseoso de publicar acerca del lamentable incidente). En medio de dolor pesa el embarazado de una integrante de la familia (cuñada) y el lejano pero nunca diluido recuerdo de una madre (Martínez) que también perdió a un hijo en la edad adulta.

El estrago es la segunda propuesta de Midence. Ahora, del drama parece que explorará más el matiz cómico. Su nueva obra “relata el conflicto, de manera cómica, entre dos parejas de esposos cuyos niños tuvieron un altercado en el parque de juegos. La pelea concluye con uno de ellos con dos dientes incisivos rotos. Los cuatro padres se han reunido para disculparse y discutir los gastos médicos, pero gradualmente la civilidad entre los personajes desaparece cuando los no logran llegar a un acuerdo”.

Este tipo de teatro viene a oxigenar la escena local. Es una propuesta diferente a lo que por años prevaleció, quizá por medida desesperada de sobrevivencia. Pero ya no todo es teatro clásico, ni comedia o género bufo. Considero que desde la danza contemporánea y el teatro, las artes escénicas nos acercan a otro entorno, uno en el cual es permitida la experimentación y la exploración de los géneros.

Aquel fin de semana, de Estuardo Galdámez, también es muestra de este fenómeno. Esta obra ganó el año pasado los Juegos Florales de Quetzaltenango. Para su montaje, el dramaturgo prescindió del formato convencional de una sala de teatro e involucró al público, cual visita ocasional, en un apartamento.

El resultado fue como presenciar una discusión casera muy compleja. La sensación fue similar a la incomodidad de ver a los anfitriones pelear en plena cena. Aquel fin de semana desveló a dos hermanos separados por una madre que en aras de la economía familiar entregó/vendió a uno de sus hijos a un hombre maduro. La obra deja entender que no fue precisamente un tutor, pues hubo abusos deshonestos de su parte.

Galdámez también participa en la temporada de Doce calle esquina, que actualmente presenta el Laboratorio Teatral de la Universidad Rafael Landívar, un proyecto de Artes Landívar coordinado y dirigido por la actriz Patricia Orantes (también de Rayuela Teatro).

Doce calle esquina (dramaturgia de Galdámez y dirección de Orantes), reúne a cuatro personajes en el sótano abandonado de un hospital neuro psiquiátrico, en la víspera de su fuga. En el día acordado para la huida (14 de julio de 1960) terminan paradójicamente atrapados en un incendio. La puesta se realiza en un espacio íntimo, en uno de los salones de la universidad landivariana. Las presentaciones empiezan a las 7 p.m. en punto… yo llegué unos minutos tarde y encontré este mensaje en la puerta: La obra ya empezó, por favor acompáñenos en la próxima función. Así que recomiendo llegar 10 minutos antes.

La próximas fechas de Doce calle esquina son: 3,4,10, 11 y 17 de agosto. La admisión es gratuita y la función inicia a las siete de la noche en el salón Taller de Teatro, F1 107, Universidad Rafael Landívar. Esto queda en el primer complejo de edificios que se observa a la derecha, ingresando por la puerta principal de la universidad.

Galdámez interpreta a Orestes, un criollo abandonado con tendencias depresivas suicidas. Diógenes, Esvin López, padece el Síndrome de Diógenes y es paranoico. Juana Chispa, Mariam Arenas, es una mujer que ha sido violada y abusada por un familiar. Sóstenes, Noé Roquel, sostiene al grupo y lidia con un pasado en el que fue obligado a dejar su pueblo para unirse al ejército. El quinteto de profesionales integra un colectivo en residencia que tiene como objetivo alcanzar un lenguaje propio a partir de la creación, experimentación y el encuentro con nuevas audiencias. (este párrafo es con información de nota publicada en Siglo.21)

Y bien, para terminar retomo la obra de Midence. El Estrago se presentará los miércoles y juevesde agosto en Solo Teatro (antiguos cines Las Américas), Avenida Las Américas 7-20 zona 13, a las 8 p.m. La admisión es de Q60, los estudiantes con carné pagan Q50.

El elenco de esta propuesta lo integran: Andrea Castillo (La Madriguera), Alejandro Toté Ponce, Silvia Beteta y Pablo Velásquez. El estreno será el miércoles 3. Beteta interpreta a Annette, Castillo a Verónica y Ponce es en escena Álvaro, Velásquez es Miguel.


Producción de El Estrago

Luis Fernando Midence (director y productor) acaba de realizar en mayo la obra ganadora al premio Pulitzer La Madriguera en el Teatro de Bellas Artes. El Estrago será su segunda producción de teatro bajo su empresa GuatGuy Producciones. Además de producir teatro y cine aquí en Guatemala, Luis Fernando labora como animador del programa de radio 90nite por Kiss FM 97.9, franja que se transmite de lunes a jueves a partir de las 8 p.m. En 90nite los oyentes pueden disfrutar de los éxitos que marcaron los años 90.

Además de La Madriguera y El Estrago, Luis Fernando ha producido y dirigido varias obras de teatro, incluyendo The Goat or, Who is Sylvia?, de Edward Albee, Romeo & Julieta, de William Shakespeare, Courting Prometheus, de Charles Forbes, y Of Apocalypse and Cappuccino, de Ted Brengle.

Como actor escénico a protagonizado las obras de teatro La Madriguera, The Cabinet of Dr. Caligari, The Dead Man’s Apartment, Scorching Heat y Some People.

En su faceta de productor y director de cine, sus cortometrajes han participado en múltiples festivales en Nueva York, San Francisco, Dallas, San Diego, Miami, Tampa, Cincinnati, y Los Ángeles. Dentro de ellos destacan One On One, Uncertain, More Coffee, Cuando sea diputado y Affinity.

Midence recibió su licenciatura en Comunicaciones de la Universidad Loyola en Nueva Orleáns, su maestría en Producción de Cine de la Universidad de Miami en la Florida, su maestría en Artes Teatrales de Universidad Miami en Ohio, y su maestría en Humanidades

de la Universidad de Texas en Dallas. Además de estudiar producción y dirección entrenó como actor en Creative Workshops en Miami bajo la dirección de Stewart Salomon y en New Actors Workshop en Nueva York bajo la dirección de George Morrison.

Luis Fernando es el director general de GuatGuy Producciones, empresa dedicada al cine y teatro en Guatemala.




No hay comentarios: